Trabajar durante el embarazo.

Son compatibles el trabajo y embarazo: muchas mujeres son muy trabajadoras, y les duele tener que dejar el trabajo cuando están embarazadas. Una explicación, trabajar cuando se está embarazada no es para nada peligroso en caso de tener un embarazo normal y sin complicaciones, lo que sí es recomendable es que reduzcamos la cantidad de esfuerzo que realicemos y que nos tomemos una o dos semanas de baja antes del parto para poder así relajarnos y tranquilizarnos para el momento del parto.

Es muy frecuente que durante el embarazo hay cambios de humor, por ello deberías comunicarlo a tus compañeros de trabajo para que no se ofendan y te perdonen al instante, sobre todo yo se lo avisaría al jefe ya que uno de estos cambios de humor nos puede costar nuestro empleo.

Por lo demás tendremos que tener mucho cuidado a la hora de trabajar en nuestro empleo ya que lo primero antes del trabajo es la salud de nuestro niño y la nuestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *