Mascarillas para todo tipo de Piel.

Las mascarillas son métodos excelentes para lograr una piel esplendida. Aportar vitaminas al cutishidrata y eliminar sus impurezas.
Según el tipo de piel, debes aplicar la mascarilla:


Cutis seco

Mezcla la yema de un huevo, con una cucharadita de aceite de oliva y aplícala en el rostro unos 30 minutos, con excepción del área de los ojos y los labios. Enjuágate con abundante agua tibia y para terminar con agua fría para cerrar poros.

Cutis Graso
Mezcle la clara de un huevo, el jugo de un limón y con avena suficiente hasta formar una pasta cremosa. Aplícalas en todo el rostro, con excepción del área de los ojos y los labios, por unos 20 minutos.
Enjuágate con abundante agua tibia y luego con agua fría para cerrar poros.

Cutis Mixto
Coloque las rodajas de pepino sobre todo el cutis y apriételas bien con las manos para adherirlas sobre la cara.
Déjela durante 15 minutos y retírela con agua tibia.
Por último aplique crema humectante para suavizar el cutis e hidratarlo.