Suplementos vitamínicos prenatales.

Los suplementos de vitaminas en el embarazo te ayudan a prevenir carencias en tu alimentación, además previenen riesgos futuros al bebé.

Es muy importante tomar la cantidad necesaria de acido fólico, antes de concebir y durante los primeros meses del embarazo. El ácido fólico reduce significativamente el riesgo de que el bebé pueda desarrollar malformaciones congénitas del tubo neural, como la espina bífida.

También es importante tomar suficiente hierro. La cantidad que tu cuerpo necesita aumenta bastante durante el embarazo, sobre todo durante el segundo y el tercer trimestre.

Lo más recomendable al momento de elegir un suplemento vitamínico durante la gestación es acudir con el médico y en base a una dieta balanceada, se determine el mejor para tomar durante los siguientes meses.

Recuerda que no siempre, más cantidad de vitaminas es mejor, y ciertas sustancias pueden ser peligrosas si las ingieres en exceso.