Ejercicio en el embarazo.

Hacer algún tipo de ejercicio físico durante el embarazo es beneficioso para la mayoría de las mujeres. Pero es muy importante que  durante este período, consultar con el médico toda rutina o plan desde un principio, para poder modificar los ejercicios de su rutina normal.

Un buen programa de ejercicios ayuda a ganar la fuerza y resistencia que necesitas para soportar el aumento de peso, que es inevitable en el embarazo. También previene y reduce los dolores corporales,  pues mejora la circulación sanguínea en las piernas.

Además, el hacer ejercicio es un excelente antídoto contra el estrés, ya que algunos estudios indican  que aumentamos nuestros niveles de serotonina, una sustancia química producida en el cerebro que está vinculada a nuestro estado de ánimo.

No hay duda de que el ejercicio es beneficioso tanto para ti como para su bebé, pues como te sientas lo transmites. Y por si fuera poco hacer ejercicio, también te ayudará a recuperar más rápidamente la forma una vez que nazca el bebé.