Remedio casero contra la tos. Receta hogareña.

Algunos remedios caseros para calmar la tos de manera natural y sin químicos. Caseros y naturales para la tos en nuestros hijos.

Si nuestro niño presenta una tos blanda, existe un remedio que es utilizado hace muchos años ya por nuestras abuelas que presenta buenos resultados, lo que se hace es cortar un poco de cebolla y ponerla cerca de la almohada, con lo que la tos desaparecerá y dejará a nuestro pequeño dormir cómodo y sin molestias.

Algo más complicado pero efectivo, relacionado a la cebolla, es hacer una especia de jarabe de cebolla, el cual se hará troceando una cebolla en un litro de agua hirviendo, luego se cuela y se moja un paño en el agua que obtuvimos. Este paño se coloca en el pecho del niño, cuando tenga la temperatura adecuada y manteniéndolo hasta que se enfríe, con lo que se conseguirá dilatar los bronquios y eliminar las secreciones que se han acumulado forzando la tos.

Incorporar bastante líquido en el niño ayudará a disminuir las molestas secreciones, pero ojo, hay quien piensa que la leche favorece a la mucosidad.

La miel es perfecta para suavizar la garganta y calmar la tos, ya que tiene muchas propiedades nutritivas y terapéuticas.

Seguramente muchos de nosotros recordamos que desde pequeño nos han dado un vaso de agua caliente con miel y un poco de limón, sin lugar a duda un santo remedio!

Autor: Miguel para Embarazo Seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *