El nuevo anillo flexible vaginal anticonceptivo mensual. NuvaRing.

Un nuevo anillo anticonceptivo de goma vaginal y de colocación fácil como un tampon esta revolucionando los métodos anticonceptivos, el anillo es fácil de colocar y casi ni se siente. Es famoso ya que es uno de los anticonceptivos que no engordan y no es incomodo como el preservativo.

NuvaRing es el nombre comercial de un combinado hormonal en un anillo anticonceptivo vaginal fabricado por Merck (antes Schering-Plough, antes Organon) que está disponible con receta médica. Se trata de un plástico flexible (copolímero de etileno-vinil acetato) anillo que libera una dosis baja de un progestágeno y un estrógeno por más de 3 semanas.

NuvaRing fue aprobada por primera vez en los Países Bajos el 14 de febrero de 2001, entonces por todos los otros 14 países a continuación, en la Unión Europea el 12 de junio de 2001, y en los Estados Unidos por los EE.UU. Food and Drug Administration (FDA) el 03 de octubre 2001. NuvaRing ® se comercializó por primera vez en los Estados Unidos en julio de 2002, seguido por varios países europeos a finales de 2002. En marzo de 2007, Organon anunció el lanzamiento al mercado de NuvaRing ® en Australia, con lo que el número total de países en los que NuvaRing está disponible asciende a 32. NuvaRing es utilizado actualmente por aproximadamente 1,5 millones de mujeres en todo el mundo.

“El anillo es flexible, cómodo y discreto, ya que lo coloca y lo retira la mujer sólo una vez al mes. De esta forma, se elimina la toma diaria de una píldora y sus posibles olvidos”, dijo la doctora Silvina Witis, médica ginecóloga especialista en ginecología endocrinológica, durante la presentación a la prensa de Nuvaring.

El anillo se coloca manualmente, ya que no requiere una inserción precisa. Basta que quede alojado en el tramo más profundo de la vagina. “No se siente -aclaró Witis-, ya que esa zona de la vagina tiene muy pocas terminaciones nerviosas; tampoco lo va a notar la pareja durante el coito.”

“Inhibe la ovulación del mismo modo que los anticonceptivos orales, y al igual que éstos sus efectos comienzan desde su colocación en el primer día del ciclo”, agregó su colega, el doctor David Fusaro, director del Instituto Ginecológico Buenos Aires.

Un detalle no menor, agregó Fusaro, “es que el uso del anillo anticonceptivo no incrementa el peso corporal, lo que es una preocupación muy común entre las mujeres que consultan por métodos anticonceptivos”.

Diferencias y similitudes
Plástico, flexible y transparente, el anillo presenta ventajas que derivan de su colocación en el interior de la vagina. “A diferencia de las píldoras anticonceptivas, que deben ser metabolizadas por el hígado, libera las hormonas en forma controlada y gradual en la vagina, y de allí pasan directamente a la sangre”, explicó Witis.

“Esto permite que las dosis de hormonas utilizadas sean menores, y sean menores también sus efectos adversos”, agregó Fusaro. En comparación con las píldoras, ocasiona menos cefaleas, náuseas o mastalgia (sensibilidad y dolor en las mamas), pero tiene tasas más elevadas de mayor flujo vaginal o vaginitis.

Es importante aclarar que el uso de este método anticonceptivo está contraindicado en mujeres que están amamantando; también presenta las mismas contraindicaciones que los otros anticonceptivos hormonales (haber sufrido un infarto o un accidente cerebrovascular; padecer cuadros tromboembólicos; ser fumadora de más de 35 años de edad, entre otras).

Colocado el primer día del ciclo menstrual, ofrece un efecto anticonceptivo equivalente a las píldoras. Pero si se coloca entre el día 2 y el 5, advirtieron Witis y Fusaro, debe complementarse durante los siguientes siete días con un método anticonceptivo de barrera (como el preservativo).

En la Argentina, el costo del anillo anticonceptivo mensual será de 118 pesos, y contará con el descuento del 40% que obras sociales y prepagas suelen realizar a los medicamentos anticonceptivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *