El embarazo y la alimentación prudente. Preguntas y respuestas mas comunes.

Todas las embarazadas tienen muchísimas dudas sobre el mismo tema, como comer bien y saludable, como hacer una dieta que me permita verme bien y al mismo tiempo que sea saludable para el bebe. La mayoría de las madres tienen miedo a engordar en el embarazo y luego no poder bajar de peso nunca mas, lo ideal es moderación e inteligencia la alimentarse.


¿Cuando estoy embarazada puedo comer por dos?


Cada comida de una mujer embarazada ya no debe ser un banquete estilo medieval y cada antojo de dulce o chocolate satisfecho cual golosa insaciable. Puede que alguien le diga cariñosamente “Tienes que comer más, ¡estás esperando un bebé! tenes que comer por dos” Pero aunque a muchas de nosotras seguramente no nos desagrada la idea de seguir estos consejos, los estudios muestran que comer por dos no es necesario durante el embarazo. Lo que sí que es muy importante es comer mejor.

¿Cuanto peso puedo aumentar durante el embarazo? ¿cuantos kilos se recomienda aumentar?


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la ganancia de peso recomendada en las embarazadas adultas con peso adecuado varia de 11 a 16 Kg, en la embarazada con peso bajo de 13 a 18Kg y en la embarazada con sobrepeso de 7 a 11 Kg. Estos límites en el peso, reducen el riesgo de complicaciones durante la gestación y el parto.

La ganancia de peso durante el embarazo se relaciona con la estatura materna. Sin embargo, en la práctica, el aumento de peso de las mujeres con un estado nutricional normal y un peso adecuado antes del embarazo varía mucho. Cuando el aumento de peso es insuficiente, es más probable que el recién nacido tenga peso bajo, mientras que si el aumento es grande se incrementa el riesgo de exceso de peso u obesidad de la madre después del parto. Ambas situaciones producen complicaciones durante el embarazo y/o parto, algunas de las cuales se presentan a continuación.

¿Puedo tener problemas si mi peso es mas bajo de lo recomendado? Me quiero ver bien aunque este embarazada. Quiero ser una madre sexy.


Problemas asociados al peso bajo: infertilidad, anemia, recién nacido con bajo peso y muerte fetal. Para ser una madre sexy no es necesario estar flaca ni arriesgar la salud del bebe.

¿No puedo dejar de comer durante el embarazo?¿que problemas puedo tener?¿esta en riesgo mi bebe?


Problemas asociados al sobrepeso u obesidad: infertilidad, diabetes gestacional, hipertensión, preclampsia, mayor probabilidad de cesárea y diabetes tipo 2 en la madre, malformaciones congénitas en el feto y muerte fetal.

¿Como debo comer? ¿Cual es una buena dieta o alimentación durante el embarazo?


El éxito del embarazo y del parto, está muy relacionado con los cuidados y la alimentación que tenga la madre. Si estas embarazada, las siguientes recomendaciones nutricionales te pueden ayudar:

Mantén una alimentación variada y equilibrada, ella proveerá la energía y nutrientes necesarios para la salud materna y el desarrollo y crecimiento del bebé.

Incluye en tu menú alimentos de todos los grupos: granos, cereales, tubérculos y plátanos; hortalizas y frutas; leche, carnes y huevos; grasas y aceites y azúcares (azúcar blanca, papelón, miel) este último grupo consúmelo con moderación.

Procura beber ocho vasos de agua o dos litros al día.

Realiza las comidas principales desayuno, almuerzo y cena, más tres meriendas diarias de frutas (enteras o licuadas) y lácteos (leche o yogurt). Así garantizaras la energía y los nutrientes necesarios para el bebé.

Recuerda que las necesidades de ciertas vitaminas y minerales como ácido fólico, hierro y calcio, se incrementan durante el embarazo. Para cubrirlas, es necesario tomar suplementos en pastillas.

Evita el consumo de alimentos crudos como huevo, pescados, carnes, etc.

Elimina productos dañinos, tales como alcohol (cerveza, vino u otra bebida alcohólica), cigarrillo y drogas ilícitas, especialmente perjudiciales para la embarazada y para su hijo. El consumo de alcohol, causa retardo del crecimiento, anomalías oculares y articulares, retraso mental, malformaciones y abortos espontáneos.

Disminuye o elimina el consumo de café durante el embarazo. Los estudios demuestran que la cafeína atraviesa la placenta y puede alterar la frecuencia cardíaca y la respiración del bebé.

Recuerda lavar muy bien las frutas y vegetales que consumes crudos.

Modera el consumo de sal, disminuye la cantidad en tus comidas y en enlatados.

Practica ejercicio, como caminar y nadar que te ayudan a mantener el peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *