El embarazo milagroso – Humor

chiste-sacerdote-embarazo

La solterona del barrio se entera que una vecina había quedado embarazada con tan solo rezar un Ave María en la iglesia ahí frente a la plaza. Entusiasmada va a consultar al párroco para quedar embarazada como su amiga:

– Padre, buenos días, he venido a quedar embarazada ya que me entere que a una vecina le dio resultado rezando unos Ave Marías por aquí…
– No Señora, no fue con un Ave María, fue con un Padre Nuestro… pero no va a ser posible porque, por tal hecho, ya lo despedimos la semana pasada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *