Trucos para tener los dientes blancos.

Muchas veces no es posible tener nuestros dientes blancos y bonitos como se ven en la televisión o las revistas,  al menos no de una forma que no implique  gastar mucho dinero.

Los tratamientos de blanqueamiento dental son carísimos, pero a veces con algunos trucos  bien realizados, se pueden obtener  buenos resultados:

Aplica bicarbonato o fresa machacada una vez por semana. Esto funciona de maravilla sobre todo si ya has sufrido algún tratamiento profesional.

Cepillarse con el jugo de medio limón diluido en agua tibia, dos veces por semana ayudará a aclarar tu dentadura

– También frotar la parte blanca de la cáscara de limón contra los dientes dos veces al día es muy útil.

– Otra técnica es masticar el gel del aloe vera, esto ayuda a blanquear los dientes. Mastica durante 3 minutos aproximadamente, una vez al día.

Esperemos que con estos trucos obtengas excelentes resultados y luzca una bella sonrisa.

Mascarilla nutritiva para pelo reseco

El estar embaraza en ocasiones provoca que el pelo se  haga reseco, encrespado y sin brillo, ya que todas las vitaminas se las lleva él bebé.

Ante ese tipo de situación, lo más recomendable es tratarse el cabello con productos naturales.
Y aquí te presentamos una mascarilla muy efectiva para solucionar este problema.

Mascarilla nutritiva para pelo reseco

Ingredientes:

  • 1 cda. De aceite de oliva,
  • 1 cda. aceite de girasol,
  • 1 cda. aceite de cacahuete,
  • 1 cda. aceite de almendras,
  • 1 cda. aceite de cártamo,

 

En un recipiente coloca los cinco aceites y lleva al fuego, revolviendo hasta que comience a calentarse y a hacer vapor. Retira del fuego y deja enfriar por 10 minutos.

Aplica esta preparación, masajeando con movimientos circulares todo el cuero cabelludo y después, coloca una gorra plástica y deja actuar la mascarilla por 15 minutos. Por último enjuaga y lava tu cabello del modo habitual.

 

Pérdida de cabello postparto.

Hay tres fases del crecimiento del cabello: crecimiento, descanso y eliminación. Durante el embarazo, y por unos pocos meses después, tu cuerpo pasa sólo por las fases de crecimiento y descanso. Luego, unos pocos meses después del parto, comienza la fase de eliminación y el cabello que tu cuerpo ha estado reteniendo durante nueve meses, comienza a caer. Esta pérdida de cabello durante el posparto puede resultar alarmante, pero es normal.

Cada día se nos caen unos cien pelos que nuestro organismo se encarga de reponer, pero cuando aumenta la cifra después de un parto, tenemos que echar mano a unos remedios que ayuden a no perder el cabello excesivamente.

Una dieta que contengan vitaminas del grupo B, vitaminas A, C, calcio, hierro y yodo,  ayudaran muy bien como reconstituyentes capilares.

Es importante mantener la calma, no estresarse, ni tomar medidas drásticas pues en poco tiempo volveremos a lucir la melena que siempre hemos tenido.

Mascarillas para todo tipo de Piel.

Las mascarillas son métodos excelentes para lograr una piel esplendida. Aportar vitaminas al cutishidrata y eliminar sus impurezas.
Según el tipo de piel, debes aplicar la mascarilla:


Cutis seco

Mezcla la yema de un huevo, con una cucharadita de aceite de oliva y aplícala en el rostro unos 30 minutos, con excepción del área de los ojos y los labios. Enjuágate con abundante agua tibia y para terminar con agua fría para cerrar poros.

Cutis Graso
Mezcle la clara de un huevo, el jugo de un limón y con avena suficiente hasta formar una pasta cremosa. Aplícalas en todo el rostro, con excepción del área de los ojos y los labios, por unos 20 minutos.
Enjuágate con abundante agua tibia y luego con agua fría para cerrar poros.

Cutis Mixto
Coloque las rodajas de pepino sobre todo el cutis y apriételas bien con las manos para adherirlas sobre la cara.
Déjela durante 15 minutos y retírela con agua tibia.
Por último aplique crema humectante para suavizar el cutis e hidratarlo.

Acné durante el embarazo?

Cada embarazo es diferente, pero algo muy normal en todos, son los cambios hormonales.  Y estos mismos hacen que durante  el embarazo, se pueda  ampliar una gama de cambios en tu piel. Estos cambios  incluyen la aparición de acné.  En algunas mujeres que tenían acné antes de estar embarazadas, notan que éste empeora y en otros casos que mejora.


La aparición de acné,  se relaciona con a los altos niveles de hormonas andrógenas que circulan en tu cuerpo, ese tipo de hormonas estimulan las glándulas sebáceas de la piel y eso incrementa la producción de una sustancia grasosa llamada sebo.
El sebo, combinado con la capa de células muertas, que tenemos en los folículos capilares, bloquea los poros, creando un ambiente favorable para que las bacterias se multipliquen rápidamente.  Todo esto provoca inflamación y  acné en la piel.

Recuerda que cada embarazo es diferente, en algunos casos el acné  puede ser ligero, regular o incluso severo, y puede ocurrir en cualquier momento.