¿PUEDE SER CELÍACO MI BEBÉ?

Recibir un nuevo hijo es algo que causa gran felicidad y ansiedad en la familia. Un nuevo integrante familiar que durante los primeros años necesitará del cuidado de los padres para tener una vida plena. Algunos niños pueden tener desde el nacimiento una alteración en su tubo digestivo, que los hace alérgicos al gluten contenido en algunos cereales, lo que se denomina enfermedad celíaca.

ninos celiacos

En la actualidad no existe una cura para los niños celiacos, pero si una forma de control importante y bien conocida que permite que tenga un crecimiento y desarrollo completamente normal.

Muchos niños pueden nacer sin ningún síntoma para esta enfermedad, lo que hace retrasar el diagnóstico y un adecuado inicio de las recomendaciones médicas.

Pero los siguientes son síntomas de celiaquia en los niños: diarreas, disminución del crecimiento, anemia, hinchazón abdominal, alteraciones del tránsito digestivo, bajo rendimiento escolar, irritabilidad son los que más se destacan.

Un diagnóstico precoz de la enfermedad celíaca permitirá realizar algunas modificaciones en la alimentación que debe ofrecerse al niño, que no deberá contener ni los siguientes cereales ni sus subproductos: trigo, centeno, cebada y avena.

Un adecuado tratamiento del niño celíaco permitirá que tenga un excelente desarrollo y crecimiento y una vida completamente normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *