Alcohol durante el embarazo

Alcohol durante embarazo

El alcohol y el embarazo no son una buena combinación. Aun no se sabe con exactitud, todos los daños que el alcohol pueden provocar a tu bebé,  cuando se consume incluso una mínima cantidad.

El alcohol puede dañar el desarrollo del bebé de varias maneras:

  • Aumenta en gran medida el riesgo de abortos espontáneos.
  • Puede provocar que el bebé nazca muerto.
  • Aumentar el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso.
  • Puede presentar problemas de aprendizaje, del habla, de atención y de hiperactividad.

Continuar leyendo “Alcohol durante el embarazo”

Ejercicio en el embarazo.

Hacer algún tipo de ejercicio físico durante el embarazo es beneficioso para la mayoría de las mujeres. Pero es muy importante que  durante este período, consultar con el médico toda rutina o plan desde un principio, para poder modificar los ejercicios de su rutina normal.

Un buen programa de ejercicios ayuda a ganar la fuerza y resistencia que necesitas para soportar el aumento de peso, que es inevitable en el embarazo. También previene y reduce los dolores corporales,  pues mejora la circulación sanguínea en las piernas.

Además, el hacer ejercicio es un excelente antídoto contra el estrés, ya que algunos estudios indican  que aumentamos nuestros niveles de serotonina, una sustancia química producida en el cerebro que está vinculada a nuestro estado de ánimo.

No hay duda de que el ejercicio es beneficioso tanto para ti como para su bebé, pues como te sientas lo transmites. Y por si fuera poco hacer ejercicio, también te ayudará a recuperar más rápidamente la forma una vez que nazca el bebé.

Suplementos vitamínicos prenatales.

Los suplementos de vitaminas en el embarazo te ayudan a prevenir carencias en tu alimentación, además previenen riesgos futuros al bebé.

Es muy importante tomar la cantidad necesaria de acido fólico, antes de concebir y durante los primeros meses del embarazo. El ácido fólico reduce significativamente el riesgo de que el bebé pueda desarrollar malformaciones congénitas del tubo neural, como la espina bífida.

También es importante tomar suficiente hierro. La cantidad que tu cuerpo necesita aumenta bastante durante el embarazo, sobre todo durante el segundo y el tercer trimestre.

Lo más recomendable al momento de elegir un suplemento vitamínico durante la gestación es acudir con el médico y en base a una dieta balanceada, se determine el mejor para tomar durante los siguientes meses.

Recuerda que no siempre, más cantidad de vitaminas es mejor, y ciertas sustancias pueden ser peligrosas si las ingieres en exceso.

La alimentación durante el embarazo

Una dieta balanceada y nutritiva, si bien es primordial a lo largo de la vida de las personas, es muy especialmente durante esta etapa de futura mamá.

Pocos períodos de la vida exigen tanto cuidado en la elección, cantidad y calidad de los alimentos que se ingieren como en el embarazo,  ya que en este período, se impone satisfacer también los requerimientos nutricionales del bebé.

La nutrición durante los primeros meses es sumamente importante, ya que durante esta etapa se forman los tejidos y órganos fetales.

Una dieta saludable durante los primeros meses del embarazo se debe caracterizar por lo siguiente: Variedad de alimentos, hacer comidas regulares e ingerir diariamente hierro, calcio y acido fólico.

Y aunque hayas oído a menudo que durante el embarazo debes “comer por dos”, lo cierto es que solamente necesitas 300 calorías adicionales por día.
Así que aliméntate lo mas sano posible, sin privarte de algunos antojos, pero cuidando siempre la ingesta de alimentos para gozar de mejor salud tanto tu, como tu bebe.

La atención prenatal

Desde el momento que sabes que serás mama, es muy importante que tú y tu bebé reciban una buena atención prenatal. En tu primera consulta prenatal te harán una serie de pruebas para detectar posibles condiciones médicas que podrían complicar el embarazo.
Si aún no tienes un médico de cabecera y no has elegido un doctor, no pierdas tiempo, Pues puede que tardes un poco en encontrar a la persona ideal, sea ésta un médico o partera.

En caso de que ya tengas un medico establecido lo ideal será avísale que estás embarazada. Para que el tome las atenciones y cuidados que una mujer embarazada requiere, sobre todo si estás tomando cualquier clase de medicamentos o si tienes algún problema de salud,
Es importante también tener en cuenta tu seguro médico, para recibir la mejor atención prenatal posible, ya sea en una institución pública o privada. Lo más importante es llevar un buen control de las semanas más maravillosas que estarás por vivir.